AMEPA alerta sobre los riesgos de un láser aplicado por profesional no médico

AMEPA alerta sobre los riesgos de un láser aplicado por profesional no médico

Las grandes ventajas que ofrece este sistema ha dado lugar a un incremento de la demanda en los últimos años siendo 2 de cada 10 las mujeres que deciden recurrir a esta técnica. Pero al tiempo ha aumentado la proliferación de centros de estética en los que se realizan este tipo de tratamientos también ha favorecido el acceso al láser. Hoy día, en Panamá, los usuarios de este tipo de técnicas se sitúan entre los 20 y 50 años. En centros de estética como peluquerías o salones de belleza. es fácil tener acceso a la depilación por láser a un coste más bajo que en las clínicas especializadas.

Ante esta situación, AMEPA advierte que un láser mal aplicado puede tener graves consecuencias como quemaduras en la piel, por lo que es importante que el usuario acuda a un centro especializado antes de someterse a este tipo de tratamiento. En este sentido, AMEPA manifiesta que “el usuario de este tipo de tratamientos debe acudir siempre a un centro regulado, donde el personal empleado tenga la preparación adecuada, y cuyos tratamientos se apliquen con productos autorizados”.

La creciente tendencia a utilizar estas técnicas por personal no médico y la aplicación de tratamientos de este tipo en centros no regulados, está dando lugar a que cada vez existan más casos con complicaciones.

Riesgos que se pueden evitar: El uso incorrecto del láser en manos de personal no médico puede provocar importantes secuelas por quemadura (hasta de primer grado), que al principio hará una hiperpigmentación en la piel, pero que dejará una hipopigmentación residual; de manera que la piel podrá adquirir un aspecto blanquecino. La recuperación es de difícil solución, ya que si ha dañado al melanocito éste no tomará capacidad para repigmentarse.

Recomendaciones de AMEPA: Los láseres han de ser realizados por un médico que demuestre su competencia en este campo. Si los láseres de baja potencia son ineficaces. Para ser resolutivos han de ser de alta potencia y por esa misma razón, deberían ser utilizados por un médico ya que éste podrá resolver un efecto secundario si se produce. Lógicamente al ser más potentes tienen más riesgos, aunque bien utilizados ofrece resultados espectaculares.

Entrada anterior
Historia de la Medicina Estética
Entrada siguiente
Medicina Estética: Aspectos Generales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

4 + 2 =

Menú