Historia de la Medicina Estética

Historia de la Medicina Estética

Desde la antigüedad, y con más o menos variantes según épocas y países, se han aplicado técnicas para el mantenimiento y la promoción de la estética y la belleza femenina y masculina.

Durante los primeros decenios del siglo XX, una serie de factores se combinan para formar un cuerpo de doctrina médico de los conocimientos referentes al saber y el quehacer relativos a la estética y belleza. Son, entre otros:

El hecho de que muchas especialidades médicas no tratasen afecciones estéticas.

Las técnicas relacionadas con la estética se hacen cada vez más complicadas y requieren un conocimiento, tanto de sus bases técnicas, como de su aplicación clínica, que sólo puede poseer debidamente un Licenciado en Medicina.

La elevación del nivel de vida, que hace que gran parte de la población solicite cuidados estéticos, requiriendo especialmente profesionales cualificados.

El aumento en la longevidad proporciona una base clínica de enorme importancia, al aumentar el número de personas afectadas de patología estética. La responsabilidad legal de las actuaciones practicadas, dado el grado de tecnicismo de la Medicina Estética, sólo puede ser asumida por un médico estético.

La Medicina Estética no reclama la exclusividad del tratamiento de estas afecciones, sino el hecho de que los profesionales que la practican tienen la formación necesaria para enfocar su tratamiento desde un punto de vista médico-estético integral, atendiendo, tanto a la curación o mejoría del proceso, como a prestar una atención especial a los aspectos estéticos que la evolución del proceso y su tratamiento conllevan.

La Medicina Estética comenzó a organizarse internacionalmente con la constitución, de la Sociedad Francesa de Medicina Estética, cuyo promotor y primer presidente fue el Dr. Jean Jacques Legrand. Seguidamente fueron fundándose diversas sociedades nacionales, entre ellas, la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME) en 1984.

Pronto se estableció la Unión Internacional de Sociedades de Medicina Estética (UIME), que agrupa las sociedades nacionales reconocidas, y que hoy integra las sociedades nacionales de Medicina Estética de 28 países: Argelia, Argentina, Bélgica, Brasil, Canadá, Corea del Sur, Colombia, Chile, China, Ecuador, España, Estados Unidos, Francia, Georgia, Italia, Kazajistán, Marruecos, Méjico, Polonia, Puerto Rico, Rusia, Rumanía, Sudáfrica, Suiza, Turquía, Ucrania, Uruguay y Venezuela.

Casi todas organizan un congreso anual, y muchas de ellas jornadas o reuniones periódicas. En la actualidad se realiza un congreso europeo y panamericano cada dos años y uno mundial cada cuatro.

En 2013 Bélgica reconoció la medicina estética como especialidad médica.

Fuente: Sociedad Española de Medicina Estética

Entrada siguiente
AMEPA alerta sobre los riesgos de un láser aplicado por profesional no médico

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

diecisiete + trece =

Menú