Cuperosis y Rosácea

Cuperosis y Rosácea

Consiste en la presencia de venas rojas dilatadas en el rostro. Es frecuente en pieles que enrojecen con el cambio de temperatura, emociones, alcohol o algunos alimentos.

Otros factores que la desencadenan y la agravan son la herencia genética, los cambios hormonales y el embarazo.

En el caso de la rosácea, aparecen también granitos parecidos a los del acné.

El tratamiento más recomendable es con láser o luz pulsada, así como la aplicación de cremas tópicas específicas. Es muy importante proteger la piel del sol.

Fuente: SEME.

Entrada anterior
¿Qué es el Resurfacing?
Entrada siguiente
¿Qué es la Medicina Antiaging?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

cuatro × cinco =

Menú