Cuperosis y Rosácea

Cuperosis y Rosácea

Consiste en la presencia de venas rojas dilatadas en el rostro. Es frecuente en pieles que enrojecen con el cambio de temperatura, emociones, alcohol o algunos alimentos.

Otros factores que la desencadenan y la agravan son la herencia genética, los cambios hormonales y el embarazo.

En el caso de la rosácea, aparecen también granitos parecidos a los del acné.

El tratamiento más recomendable es con láser o luz pulsada, así como la aplicación de cremas tópicas específicas. Es muy importante proteger la piel del sol.

Fuente: SEME.

Entrada anterior
¿Qué es el Resurfacing?
Entrada siguiente
¿Qué es la Medicina Antiaging?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

diecinueve − catorce =

Menú